Accesorios: el último grito de la Tecnología

Este es el mensaje que nos dejó el CES, la feria internacional de electrónica de consumo más grande del hemisferio. Todo lo importante/interesante/relevante seguía la línea de Google Glass en cuanto a cómo se integraba a la experiencia del usuario: se le llama “wearable” porque pasa a ser un accesorio más, del mismo modo que hoy usamos un reloj tradicional o unos lentes, por ejemplo.

(Scott Stein/CNET)

Bandas de medición de ejercicio, actividad física y calorías quemadas, contadores digitales de pasos y distancias recorridas, relojes inteligentes, y hasta medidores de calidad de sueño (algunos manuales, otros automáticos, y hasta en forma de aplicaciones para iPhone) son sólo algunos de los dispositivos más hablados en el evento. Al final, lo importante para el mercadotecnista y el publicista no es la innovación como tal, sino el uso que tendrá: será un medio. El usuario le da más atención a este dispositivo que a los banners que ve en los juegos en su celular, en los sitios móviles que visita, y hasta algunas aplicaciones que usa. ¿Por qué? Simple: es el juguete nuevo. Por lo menos por este año será el tema de conversación.

Regularmente la tecnología, al igual que los consumidores, van un paso adelante de las agencias en cuanto a adopción de nuevas tecnologías se refiere. Y los clientes, un paso atrás. Es ahí donde los que diseñamos estrategias de comunicación para un entorno mayormente (e inevitablemente) digital tenemos que ponernos las pilas y encontrar, más allá de cómo llegarle al consumidor en este nuevo medio, cómo serle RELEVANTE con algo apropiado para este medio. Este reto de encontrar qué decir en cada canal, y que lo que tenemos que decir le importe al consumidor, es lo que nos mantiene al borde del asiento; es lo que nos mueve a llevar a nuestros clientes a nuevos horizontes y a probar métodos alternos de comunicar su mensaje. En este entorno tan cambiante, si bien nada asegura el éxito de una campaña digital, el estar como marca en el lugar correcto y en el momento correcto te deja ya a medio camino de lograrlo.

¿Te pareció interesante? ¿Tienes preguntas? ¡Coméntanos!